Servicio de seguridad

Servicio de seguridad

En el país se produce un robo cada 102 personas. Las probabilidades de que entren a robar a tu hogar son altas. Agregado a esto, un robo estándar dura 2 minutos aproximadamente.

Existen distintos tipos de alternativas para que tu hogar este más protegido. Una opción muy interesante y confiable es la instalación de una alarma domiciliaria. A su vez, este tipo de alarma se divide en dos clases:

– Alarma monitoreadas: El sistema de funcionamiento de este aparato es rápido y sencillo. La alarma se activa a penas se percibe un intruso en el predio. A continuación se transmite una señal a la central de monitoreo correspondiente donde personal calificado se pondrá en contacto con usted. El mismo se comunicará por teléfono con usted y se asegurará de que esté al tanto de la situación. Si fue una falsa alarma, se cancela el envío de una fuerza de seguridad a su hogar. Pero, si en verdad ocurriese algo, la central enviara a un patrullero para verificar que todo se encuentre en orden.

– Alarma clásica: No es una de las opciones más pedidas, pero es recomendable. Al detectarse un intruso en el lugar, la alarma suena con un sonido fuerte. El ruido es lo suficientemente alto como para alertas a personas alejadas al lugar del peligro. Es así que al activarse, aumenta las probabilidades de que algún vecino la escuche y llame a la policía. Al hablar de posibilidades, se estima que una familia decide instalar una alarma de seguridad al haber vivido una situación de robo en su hogar. Son muy bajos los niveles en donde se instale una alarma para prevenir estos momentos.