Cámara Termográfica: Cómo funcionan y por qué pueden ser necesarias

Cámara Termográfica: Cómo funcionan y por qué pueden ser necesarias

Una cámara termográfica o cámara térmica es una cámara que muestra en pantalla una imagen de la radiación calorífica que emite un cuerpo. En los últimos años las cámaras termográficas han pasado de ser un producto que sólo aparecía en películas de Hollywood y en noticias relacionadas con conflictos bélicos a ser accesibles para todos, gracias a nuevos métodos de producción que han abaratado el coste de estos equipos.

» Aplicaciones de la cámara termográfica 

Inicialmente es probable que el profesional se plantee si realmente necesita una cámara termográfica. Al ser una herramienta de reciente aparición y no haber muchas referencias se puede dudar de la utilidad de esta herramienta. Por este motivo a continuación se ofrece una breve descripción de su funcionamiento, así como unas cuantas opciones de uso que existen para sacar el máximo provecho a este instrumento.

¿Cómo funciona una cámara termográfica?

Todos los cuerpos por encima del cero absoluto (-273ºC) emiten radiación infrarroja (calor). En general, cuanto mayor es la radiación emitida, mayor es la temperatura del cuerpo. Esta radiación es invisible al ojo humano y su rango en el espectro electromagnético se sitúa entre la luz visible y la radiación de microondas. En concreto, la longitud de onda de los infrarrojos se sitúa entre las 0,7 y las 1000 micras. Dentro de este amplio margen, las cámaras térmicas trabajan en un rango conocido como infrarrojo térmico, que es donde se encuentran las temperaturas más habituales en la superficie terrestre, entre las 8 y las 14 micras, que equivale aproximadamente entre los -20 y 350 ºC.

Imágenes en el espectro infrarrojo y en el espectro visible tomadas con la cámara térmica

La cámara termográfica dispone de un sensor térmico llamado microbolómetro que al recibir la radiación infrarroja se calienta y cambia su resistencia eléctrica. Este cambio de resistencia se mide y se equipara a una determinada temperatura, siendo asignado un color para cada temperatura y formando una imagen coloreada que será la que veamos en pantalla. La ventaja de estos sensores es que pueden trabajar a temperatura ambiente y no necesitan refrigeración, por lo que son más económicos que los de uso militar.

Aplicaciones de la cámara termográfica

La detección de estas radiaciones infrarrojas, imposibles de realizar a simple vista, supone una ventaja importantísima en muchas situaciones y puede ayudar a la prevención de multitud de situaciones indeseadas. La no uniformidad de temperaturas suele indicar alguna falla o punto crítico, ya sea por el aumento de riego sanguíneo que se produce en una lesión interna de un animal o la fuga de calor que puede darse en el punto crítico de una tubería. A continuación se enumeran unas cuantas aplicaciones:

Industrial:

Calentamiento de componentes eléctricos defectuosos.
Fricciones en motores o máquinas eléctricas.
Desequilibrio de cargas.
Fugas u obstrucciones en conducciones.
Conexiones mal realizadas.
Predicción de incendios o daños potenciales.
Sobrecarga en circuitos eléctricos.
Niveles en depósitos.
Puntos críticos en conductos.
Reacciones químicas peligrosas.

Construcción:

Eficiencia energética.
Fugas de calor.
Humedades.
Aislamientos deficientes.
Escapes.
Distribución de temperaturas en sistemas de calefacción.

Medicina y Veterinaria

Detección de lesión por aumento de riego sanguíneo.
Localización de seres vivos.
Inmediata detección de temperatura corporal (fiebre por gripe A).
Análisis médicos no invasivos.
Detección de nidos o animales invasores en el hogar.

Seguridad y otros

Detección de seres vivos en situaciones de emergencia (alud, terremotos…).
Detección de focos de posibles incendios.
Investigación.
Detección de polizones en pasos fronterizos.
Perímetros de seguridad.
Animales invasores en el hogar.
Observación de fauna salvaje y otras actividades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *